¿Qué es el Social Selling?

A día de hoy los medios sociales como Twitter, Linkedin, Facebook e Instagram permiten una cercanía con sus contactos y clientes potenciales de una forma diferente que gestionada con una buena estrategia de Social Selling consiguen despedirse para siempre de la comercial “puerta fría”.

Los comerciales lo tienen muy complicado en este momento, más del 90% de las llamadas telefónicas a puerta fría no son respondidas o duran menos de 1 segundo y los mismo ocurre con los correos electrónicos que ni siquiera son abiertos y van directamente a la bandeja de eliminados; sin embargo, los medios sociales se están encargando de gestionar de forma óptima las redes sociales para encontrar, conectar, entender y fomentar las relaciones con clientes potenciales a lo que denominamos Social selling (o venta social).

Social Selling es el resultado de cubrir necesidades de actualización y evolución del mercado, es por esto que debemos actualizar a nuestros vendedores.

Ha sido el cliente, que con las nuevas tecnologías, con internet y el acceso a toda la información, ha producido un cambio radical en el embudo de ventas, donde antes, el vendedor era el iniciador del proceso de ventas, el que controlaba qué información suministraba al cliente, el que marcaba los tiempos, el que cualificaba a sus clientes y el que cerraba la venta.

Si los clientes son digitales y el entorno es digital, es momento de que tus vendedores se adapten y aprovechen este nuevo entorno.

La era del Social Selling

El Social Selling usa los medios sociales para relacionarse, crear branding, obtener feedbacks y en definitiva  conseguir clientes.

No es un sistema de venta online, consiste en llegar a la mente de los clientes potenciales de forma indirecta, haciendo que sean ellos los que nos elijan. Para que funcione es necesario implementar de forma coordinada estrategias de branding, comunicación y marketing de contenidos que nos acerquen al público objetivo generando contenidos de calidad y relevantes, que despierten interés permanentemente.

Según las estadísticas  los equipos de ventas que llevan a cabo acciones de Social Selling consiguen aumentar su ratio de ventas en un 25%.

Social Selling es la necesidad de adaptarnos como vendedores a una nueva realidad, impulsada por el cliente, que más allá de que sea cliente final o cliente empresa, se ha transformado (el smartphone en la mano y con acceso a toda la información) y le ha dado literalmente la vuelta al sistema de ventas.

Si los clientes son digitales y el entorno es digital, es momento de que tus vendedores se adapten y aprovechen este nuevo entorno.

By |2018-05-04T14:37:32+00:00mayo 4th, 2018|Noticias|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Deja un comentario

dieciocho + veinte =